Mochilas de Caridad

El Ministerio Mochilas de la Caridad es una iniciativa de la Juventud Anglicana del Salvador, que tuvimos el don de poder ayudar a llevar a cabo. Viendo la realidad y el deseo que tenían los niños y las niñas de recibir el pan de la enseñanza, y como en ocasiones los padres no poseían los recursos económicos necesarios y se veían en la obligación de trabajar más fuerte para tratar de mantener a sus niños en la escuela.  

Luego de haber analizado la situación, decidí hablar con la presidenta de jóvenes diocesana y le presenté la propuesta de crear un ministerio que apoye anualmente con útiles escolares a los niños y niñas – sean parte de la Iglesia Anglicana de El Salvador o no- como una forma de solidarizarse y compartir el amor de Dios, como nos ha encargado Jesús. Así nos lo recuerda nuestro Obispo Primado: ¡El camino es el Amor! y qué mejor que iniciando con la niñez, que representa el presente y el futuro de toda nación.

Al principio teníamos el objetivo de impactar a unos 50 niños, niñas y adolescentes de recursos humildes de El Salvador y a la vez incentivarlos a que continúen sus estudios y en un futuro, la universidad.

Gracias a Dios no fueron solo 50 niños/as los que pudimos impactar sino a 95 niños/as y todo esto gracias a los corazones humildes y agradecidos que aportaron su granito de arena donando útiles escolares y dinero en efectivo. En cada mochila, incluimos un kit que contenía:

  • 4 cuadernos
  • 2 lápiz
  • 2 lapiceros
  • Un sacapuntas
  • Un borrador
  • Una tijera
  • Un frasco de pegamento líquido
  • Una regla
  • … Y sobre todo mucho amor!

Un elemento importante para conseguir este apoyo fue la publicidad en las redes sociales, cartas de solicitud a las diferentes congregaciones, correos electrónicos, y mensajes de texto entre amistades solicitándoles que se sumaran a la causa y llevaran una sonrisa de alegría a las personas que serían beneficiadas con los útiles.

Nuestros corazones se inundaron de amor al ver las sonrisas de aquellos niños y niñas al momento de recibir sus kits de útiles y los padres agradeciendo con un fuerte abrazo, es la mejor paga que se pudo haber recibido.

Algo que nos ha llenado de mucha alegría es que dicho ministerio nuevamente se pudo llevar a cabo en el año 2021 de manera satisfactoria y desde ya se sigue trabajando para volverlo a realizar por tercera vez consecutivo en el próximo año 2022.

¿Cómo las parroquias o agrupaciones pudieran realizar este tipo de ministerio?

Inicien en la parroquia. Reúnanse con la junta de la iglesia local o consejo y diseñen un esquema con el propósito del ministerio, así como la población que quieren impactar y cómo lo quieren realizar.

No dejen de poner todo en las manos de Dios, no dejen de orar al buen Dios que provee y sostiene todas nuestras obras.

Den seguimiento a las solicitudes que hagan a las diferentes instituciones, iglesias amigas o compañeros y familias ya que a través de ese trabajo de seguimiento es que se tendrá un estimado de cuantas personas se estarían impactando y si el propósito u objetivos se cumplirán.

Publiquen la iniciativa. La publicidad inicial, continuando con algunos útiles recibidos impacta mucho y motiva a otros unirse y dar su colaboración. Algo que me fue de gran ayuda fue la de subir a mis redes sociales videos cortos agradeciendo a las personas que ya habían entregado sus donaciones y en el mismo motivaba a otros a que no se quedaran en casita sin dar sus aportes.

Recuerden siempre la razón que les motivó a realizar tan hermoso ministerio – compartir el amor de Dios.

Leave a Reply